• +34 650 08 27 25
  • info@elcirculodelola.com

¿Dónde estoy?

¿Dónde estoy?

Si apenas los adultos somos capaces muchas veces de saber ubicar un lugar en el mapa, aunque lo hayamos visitado, a un niño le cuesta mucho más.

Me parece importante enseñarles a orientarse, saber dónde están en cada momento (sobre todo viajando) y que aprendan a manejar callejeros, mapas o planos de transporte.

Les aumenta la seguridad, la visión espacial y pueden hacerlo desde temprana edad. Es una manera muy divertida de aprender geografía. Además, les va a aportar un recurso y conocimiento que les servirá para toda la vida. Es un aprendizaje real.

Primero tienen que conocer las diferentes formas de que disponemos para representar la realidad. Adaptadas a su edad, por supuesto, a un niño de cinco años no le interesa conocer una carta de navegación pero a lo mejor a uno de catorce sí.

Podemos empezar por un plano o callejero de nuestro pueblo o ciudad, donde es posible ver la realidad de cerca. Podemos seguir una ruta real con el callejero empezando en nuestra casa y llegando a la puerta del cole, por ejemplo, y así es muy sencillo hacerse una idea de cómo se representa sobre papel.

Si ya tienen una edad suficiente, el uso de brújula les encantará. Os recomiendo una tipo RECTA (http://www.suunto.com/es-ES/Productos/Brujulas/Suunto-A-10/Suunto-A-10-NH-Compass/).

Además, es interesante que pinten el plano. Pueden ir marcando la ruta que hacen, marcar el punto de partida y el de llegada, ver el trayecto que tienen que seguir, ir coloreando las calles por las que van pasando o dibujar cosas curiosas o familiares que se encuentran por el camino: árbol más grande del pueblo, fuente de agua potable, puerta casa de su mejor amigo, panadería donde compramos a diario, ambulatorio, etc.

Podemos dedicarle un tiempo semanal a esta actividad, a modo de juego, y cada vez elegir una ruta para llegar al mismo sitio. Con el tiempo, podemos hacer que sean ellos los que tracen un recorrido y nos guíen. Les aportará un aprendizaje muy interesante.

Los mapas en las paredes de la casa son muy importantes. Mapa local, provincial, político de España (donde vean las comunidades autónomas), de Europa y un mapa mundi.

Podemos añadir un plano de transportes de la localidad y trazar las rutas habituales que usemos.

En el mapa de España podemos ir marcando con chinchetas las provincias que visitamos, en el mapa provincial los pueblos o parajes naturales que conocemos y en el mapa mundi podemos ir colocando recortes o pegatinas de monumentos que vamos aprendiendo.

También podemos ir enseñándoles a representar la realidad en papel dibujando la planta de su habitación, nuestra casa, la de los abuelos o del cole.

¡Poneros a ello hoy mismo!

¿Dónde estoy?

 

Lola

Deja un comentario

0

Tu carrito