• +34 650 08 27 25
  • info@elcirculodelola.com

Educación ambiental

Educación ambiental

Cuando oigo a la gente quejarse de el clima, de las lluvias torrenciales, el calor… De las calles sucias, de las bolsas de basura al lado de los contenedores, de que no se separan los residuos… De que no se puede ir al campo sin encontrar colillas, cristales, envoltorios… De los patios de colegio llenos de bricks vacíos y pelotas de papel de aluminio…

¿Cuál es el ejemplo que recibimos? ¿Cuál es el ejemplo que damos? ¿Creéis, de verdad, que la culpa es del otro? Conozco gente concienciada con proteger el arbolado de las ciudades, por ejemplo, pero si van por la calle fumando un cigarro y se les termina, la colilla va al suelo y, con un poco de suerte se detendrá a apagarla con el pie. Sin suerte no.

Cuando tienes conciencia sobre sostenibilidad y creas en tu entorno un ambiente respetuoso con él te llaman ecologista. Que sí, que vale, que ecologista es un buen término, pero no es el que busco. No quiero que todo el mundo se haga “ecologista” y pague cuotas en organizaciones coherentes y defensoras del medio ambiente, la fauna y la flora. Aunque no estaría mal…

Lo que me gustaría es que todos respetásemos lo que más nos debería preocupar que es la Tierra. No nos damos cuenta que si la Tierra no funciona todo falla. Los abusos sobre los recursos naturales se cobran un gran precio y de eso no se escapa nadie, tarde o temprano.

La Educación Ambiental la consideramos fundamental desde la infancia, en casa y en la escuela. Apostemos por ella y llevémosla a las aulas y a nuestros hogares.

¿No sabéis cómo? Cada semana, aquí, os lo vamos a contar.

 

Lola

Deja un comentario

0

Tu carrito