• +34 650 08 27 25
  • info@elcirculodelola.com

Recolectando, que es gerundio…

Recolectando, que es gerundio…

El otoño, como ya os he dicho otras veces, nos da muchas oportunidades y hay que aprovecharlas.

Hay una que me encanta que es salir a recolectar.

Podemos ir al campo, a un bosque, junto a un río, a la montaña… Siempre encontraremos algo que recolectar. Y me refiero a cosa que luego nos comamos.

Zarzamoras, piñones, setas, castañas, nueces, almendras, arándanos, frambuesas, majuelos, escaramujos, menta, manzanilla, laurel, eucalipto, tila, algarrobas y cientos de opciones más.

Enseñar a los niños a identificar, usando o no una guía, recoger correctamente (respetando) y preparar los alimentos que ellos han encontrado, les aporta un aprendizaje maravilloso.

Es una oportunidad preciosa de compartir con ellos un día en esta estación tan bonita, de enseñarles a disfrutar del aire puro, de el ir abrigadito a pasear por el medio natural, de sentir la brisa del viento en la cara, a escuchar los pájaros, las corrientes de agua y, siendo ambiciosos, hasta la berrea del ciervo en los bosques.

Además, una cosa que les encanta es que les regaléis un equipo de «recolector». Yo les preparaba:

  • Una cesta de mimbre
  • Una tijerita de podar pequeña
  • Unos guantes de jardinero
  • Una libreta para anotar lo que encontraban y dónde
  • Una lupa, ya de paso, para ver qué bichines viven en el entorno
  • Bolsitas de papel para separar los frutos
  • Rotulador para anotar en las bolsas o en etiquetas lo que encuentran y envasan

Salir, llevarles a descubrir lo maravilloso que es el campo teñido de colores ocres. Lo divertido que es andar por encima de la hojarasca. Lo bien que sienta sentir frescor. Lo bien que huele el aire.

Descubrir, a cada paso, su pasión por aprender.

Lola

Deja un comentario

0

Tu carrito