• +34 650 08 27 25
  • info@elcirculodelola.com

UAM

UAM

El martes pasado estuvimos en la Facultad de Formación de Profesorado de la Universidad Autónoma de Madrid hablando de Pedagogía Blanca.

Lola Pérez Bravo, Profesora Asociada del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, Claudia Messina Albarenque, Profesora del mismo departamento y María José Álvarez Barrio, Vicedecana de Extensión Universitaria, Cooperación y Cultura, nos invitaron a mostrarle a los alumnos otra manera de enfocar la educación.

La profesión docente es, desde nuestro punto de vista, una de las más complejas y de mayor responsabilidad y así se lo hicimos saber. De nuestro modo de actuar depende el futuro, exitoso o no, de cientos de personas que pasan por nuestras manos a lo largo de el ejercicio de esta profesión.

Al principio, no estaban muy convencidos de que el sistema educativo se pudiese cambiar. Los propios alumnos de esta facultad creen que la rigidez del sistema, de las leyes y del poder de un director de centro o del claustro, en la escala vertical en que se establece la jerarquía del mismo, les va a dificultar hacer las cosas mejor.

Les hablamos de los pros y los contras del sistema educativo actual, de lo obsoleto de la formación que se sigue impartiendo en las universidades y, por supuesto, de lo obsoleto del temario escolar y de los métodos de enseñanza que se siguen utilizando, algunos con más de cien años de antigüedad.

Carmen Fernández, de Padres ayudando a Padres, les mostró la influencia que tiene sobre las personas la Disciplina Positiva. La capacidad que tenemos que tener para gestionar correctamente las emociones de los demás, los medios que existen para lograrlo y, por desgracia, el poco conocimiento aún que tienen la mayoría de los expertos en educación sobre ello.

Propuso unas dinámicas sencillas pero impactantes que les hizo pensar en cómo resolvemos las cosas por instinto, por la educación recibida, por dejarnos llevar por la masa… y comprobar que, a veces, de forma más sencilla, sensata y respetuosa conseguimos mejor los fines que nos proponemos.

Yo hablé de cambios reales que se pueden implantar, de nuevas metodologías de aprendizaje, de cómo actuar en la medida en que el sistema nos lo permite y de lo que podemos hacer dentro de nuestro aula, cumpliendo normas, pero actuando de una manera más consciente.

Intenté convencerlos de que ellos son el pilar del futuro. Son los responsables de que el mundo mejore, de que las personas sean capaces de desarrollar sus pasiones y sean felices. De escuchar a sus alumnos a la altura de sus ojos y les hablen con cariño. De que sean conscientes de que no sólo van  a enseñar sino también a aprender de ellos.

Esperamos haberles convencido o, al menos, haberles dejado con la inquietud de seguir investigando para comprobar,  si de lo que les hablamos, resuena en su interior y les ayuda a ejercer mejor su profesión y a crecer como personas. En ese camino estamos todos.

Lola Blanco.

 

Lola

Deja un comentario

0

Tu carrito