• +34 650 08 27 25
  • info@elcirculodelola.com

La pasión mueve montañas

La pasión mueve montañas

Cada día que pasa lo tengo más claro: “la pasión mueve montañas”.

Todos los formadores de la Pedagogía Blanca insistimos en que hay que acompañar a los niños para que descubran sus pasiones y fomentarlas. No lo decimos por decir. Es el mejor camino para tener hijos y alumnos satisfechos con lo que hagan.

Cuando son pequeños, es necesario que les vayamos mostrando abanicos de posibilidades para que prueben y descubran. A lo largo de ese camino fijarán su esfuerzo y atención en lo que más les llame la atención e irán cambiando de objetivo a medida que les motiven otras cosas o dominen, según su criterio, la actividad anterior.

Un ejemplo es el deporte. Si desde pequeños, la única actividad deportiva a la que les exponemos es el fútbol, si muchos de los regalos que reciben es un balón, si los programas deportivos que elegimos están relacionados con ello, si le damos prioridad en el patio del colegio, nuestros hijos o alumnos se decantarán, única y casi exclusivamente, por jugar al fútbol.

En pequeños ayuntamientos, la oferta deportiva suele ser escasa. Básicamente suele ofrecer como actividad deportiva el fútbol, con un entrenador y horarios semanales de entrenamiento, competiciones interpueblos los fines de semana y, si van un poco más allá, interprovinciales.

Con suerte, a lo mejor también ofertan kárate.

Hoy me apetece daros unas cuantas alternativas para que ofrezcáis a vuestros hijos o alumnos. Sí, es cierto que para algunas hay que hacer una inversión algo mayor que para otras, pero está claro que a cada uno le servirá las que estén dentro de sus posibilidades.

Como técnico deportivo, os recomiendo que analicéis las posibilidades que mejor se adapten a la constitución y los gustos de los destinatarios. Una persona con sobrepeso NO puede correr un maratón sin sufrir consecuencias graves y una persona asmática NO debería bucear a 30 metros de profundidad. Tiene que dominar la coherencia.

Tened en cuenta la edad. Hay deportes que no son adecuados para niños muy pequeños, aunque podemos ir introduciéndoles visitando lugares donde se desarrollen para que se familiaricen, viendo documentales, jugando a algún juego de rol donde tenga que representar un personaje que realice algo parecido o haciendo un mural sobre él.

Deportes urbanos:

Quizás son los más fáciles de llevar a cabo. Suelen poder practicarse en cualquier espacio del entorno donde vivimos y la inversión no suele ser muy descabellada. Sin embargo, para los niños, poder optar a otras posibilidades les suele atraer.

Skate
Patinaje
Patinaje artístico
Longboarding
Roller
Slackline
Parkour
Gimkanas
Gimnasia en parques
BMX
Escalada en rocódromo
Bicicleta en general
Correr en diversas modalidades
Etc.
Deportes de montaña:

Los elijo como favoritos por muchas razones. La más importante es que llevan implícito el permanecer en un espacio al aire libre, que además de la faceta deportiva va a favorecer nuestra salud de manera exponencial a medida que lo practiquemos.

Senderismo
Montañismo
Montañismo invernal
Escalada deportiva
Escalada alpina
Bici de montaña
Skate de montaña
Parapente
Trail running
Esquí de montaña
Etc.
Una de las razones por las que os recomiendo estos deportes es porque no son competitivos, salvo que nos dediquemos profesionalmente a ellos. Los juegos de equipo, que también tienen su parte interesante, son muy competitivos. Alguien tiene que ganar y alguien tiene que perder. Mal gestionado, es frustrante para los niños. Creo que es mejor fomentar los deportes cooperativos, donde unos dependen del acompañamiento y la ayuda de su compañero en caso de elegir deportes de equipo.

La semana que viene os haré otro resumen de más deportes que considero interesantes para niños, adolescentes, padres y maestros, como he hecho hoy.

Espero que os sirva y que ellos descubran un mundo en el que conocer gente, practicar actividad física y tener buena salud física y mental.

Muchos de nuestros mejores amigos los conocemos practicando algún deporte que nos una. Eso siempre es positivo.

Lola
Lola

Deja un comentario