• +34 650 08 27 25
  • info@elcirculodelola.com

Otra forma de leer.

Otra forma de leer.

Hay muchas maneras de fomentar la lectura y una es escribiendo.

En la propuesta de hoy os voy a contar un par de formas con las que trabajo también la animación lectora escribiendo.

Una es que, en el lugar donde hacemos las actividades, tenemos cada uno un buzón que nos hemos hecho, de modo sencillo con brick decorado, y hemos puesto nuestro nombre. Al llegar a la actividad, traemos de casa o hacemos en ese momento, notas con mensajes para todos o alguno de los compañeros y los metemos en su buzón.

Ahí permanecen hasta que terminamos y cada uno coge sus mensajes, que se lleva y lee tranquilamente en casa.

Estos mensajes pueden ser sentimientos, canciones, poesías, refranes o cosas que nos inspira esa persona y que queremos transmitirle. También puede ser un dibujo, pero no es el objetivo en este caso.

La cuestión es que haya que escribir y leer.

Y otra actividad que hacemos y que os recomiendo, es un cuento colaborativo. Yo suelo utilizar un cuaderno, tipo Lamela, con cuadrícula grande para que les venga bien a todos, a los más pequeños y a los más mayores (suelo tener grupos desde 6 a 12, todos juntos).

Alguien empieza proponiendo un título que se inventa. Lo ponemos en la portada, en el recuadro que suelen tener ese tipo de cuadernos para poner el nombre del alumno.

A partir de ahí, vamos pasando el cuaderno a otro compañero que comenzará a escribir una historia, quizás un par de párrafos, y lo pasa al siguiente, que se inventará la continuación a lo que el compañero ha escrito y así sucesivamente hasta que todos hayan participado.

Como esta actividad requiere algo de concentración, y si estamos todos esperando a que el siguiente escriba lo hará bajo presión, jejejejeje…, les propongo que vayan haciendo otra actividad simultánea para evitar esta situación incómoda.

Una vez terminado el cuento lo leemos en voz alta. Cada uno lee lo que ha escrito. Así evitamos los problemas que suele ocasionar intentar interpretar la letra de otro (a veces es casi traducción, jajajajajaja…).

Queda este cuento para nuestra colección comunitaria o mientras dure la actividad. Al final del proyecto, si es que termina, suelo hacer un sorteo entre todos los que han participado para que uno de ellos se lo quede como recuerdo.

 

 

Lola

Deja un comentario

0

Tu carrito