• +34 650 08 27 25
  • info@elcirculodelola.com

La Pedagogía Blanca

Recolectando, que es gerundio…

El otoño, como ya os he dicho otras veces, nos da muchas oportunidades y hay que aprovecharlas.

Hay una que me encanta que es salir a recolectar.

Podemos ir al campo, a un bosque, junto a un río, a la montaña… Siempre encontraremos algo que recolectar. Y me refiero a cosa que luego nos comamos.

Zarzamoras, piñones, setas, castañas, nueces, almendras, arándanos, frambuesas, majuelos, escaramujos, menta, manzanilla, laurel, eucalipto, tila, algarrobas y cientos de opciones más.

Enseñar a los niños a identificar, usando o no una guía, recoger correctamente (respetando) y preparar los alimentos que ellos han encontrado, les aporta un aprendizaje maravilloso....

Juegos de mesa

En La Pedagogía Blanca hablamos mucho de los juegos de mesa.

Nos encantan porque son recursos ilimitados para aprender, para compartir, para estudiar, para sociabilizar, para desarrollar habilidades, estrategia, para expresarnos, para crear, imaginar…

Se acerca la época fría del año. Anochece pronto. Nuestros hijos no van a salir tanto a la calle, al parque, y necesitan alternativas al juego exterior. Aprovecharemos para jugar juntos.

¿Cuántas veces al año os sentáis con ellos a jugar a un juego de mesa? Si habéis respondido menos de una vez a la semana… deberíais plantearos hacerlo más a menudo. Es un momento estupendo para acercaros más a ellos....

Otoño

Se está haciendo de rogar pero parece que al final va llegando.

El otoño es una época muy interesante. No hace ni mucho frío ni mucho calor, el paisaje se convierte en una paleta cromática impresionante que nos invita a pasear, a respirar, se activan actividades que se aletargan en verano debido al calor, apetece comenzar con prácticas deportivas abandonadas en primavera…

Y es una gran oportunidad para que nuestros pequeños aprendan acerca del entorno natural que tengamos más cercano: bosque, parque, montaña, río…

Salir con ellos y buscar elementos de la naturaleza para la caja de los tesoros: piñas, palos con formas graciosas, piedras bonitas, piedras para pintar, semillas curiosas, agallas, líquenes…

También podéis buscar rastros y huellas de animales que viven por la zona, ya que verlos será más complicado: plumas, egagrópilas, piñas comidas por ardillas, frutos secos comidos por ratones, nidos abandonados…

Con todo este material tendremos actividades garantizadas para el resto de la época fría....

Me gusta, no me gusta…

Todos queremos que nuestros hijos sean felices, esa es una premisa incuestionable. Y, además, que sean los mejores en todo y, si puede ser, superdotados, guapos, bien vestidos, educados… Por suerte, no siempre es así. Habemos de todo.

Algunos niños sacan muy buenas notas en el colegio, a veces ante nuestra amenaza de “no comprarles…, dejarles sin…”y lo terminan consiguiendo aunque lo odien.

Estoy convencida de que éste no es un buen método. No, no lo es. Que un niño tenga altas capacidades no quiere decir que vaya a sacar las mejores notas del colegio, aunque algunos lo hacen. A un niño de AACC le apasiona aprender pero no le gusta nada estudiar....

Algunos niños con altas capacidades molestan

Cada día aprendemos de los niños de Altas Capacidades.

Por suerte, me rodean varios así, ellos me enseñan.  Niños inquietos, con talentos desbordantes, con una imaginación absolutamente infinita y que, si por ellos fuera, apenas dormirían para que les diese tiempo a hacer más cosas.

Ángela, Iker, Alba, Héctor, Lucas, Hugo, Candela, Lucía… son algunos de ellos. Todos con nombres y apellidos. Todos con pies y manos dispuestos a utilizarlos para satisfacer sus inquietudes.

Pero también están los que molestan.

El caso de Iván es uno de esos. Iván es un niño con un talento sin explotar. Activo, inquieto, con mucha capacidad para crear pero… no cuenta con nadie que le facilite las cosas....

Que sí, que vale.

Cuando tenemos un hijo pre-adolescente con altas capacidades es muy importante prestarle la máxima atención. Lo cual no quiere decir que no haya que hacerlo con todos, pero especialmente con ellos porque lo necesitan, porque pueden perderse en el camino sin nuestro apoyo y convertirse en carne de cañón como algún caso que conozco personalmente.

Su nivel de demanda (la que escuchamos y la que no se escucha) es tremenda y puede desbordarnos a nivel físico y emocional como padres, pero NO podemos dejarles lidiar solos con ello.

Tenemos que saber, en todo momento, cómo se siente, acompañarle, darle buenos consejos y compartir mucho tiempo con ellos....

Deja de hacer el payaso!!!

 

 

Si saltan haciendo pedorretas, si ponen cara de locos y cantan con una fregona como micrófono, si se ponen zapatos de tacón de mamá y canturrean una copla, si cogen una cacerola y se la ponen por sombrero, si en el baño sumergen la cabeza y expulsan aire por la boca para hacer burbujas de pez, si se disfrazan o se pintan la cara y bailan como locos, si chillan a ver quién lo hace más fuerte, si dibujan con varias pinturas agarradas a la vez con la mano haciendo círculos a lo loco, si bailan con el perro a dos patas, si cogen dos cartones de rollos de papel higiénico gastado y se hacen unos prismáticos para ver la isla desde el mástil de un barco de cartón, si se comen los espaguetis sorbiéndolos de una punta a otra… NO ESTÁN HACIENDO EL PAYASO!!!...

Mi comida favorita

 

Hoy quiero enseñaros un truco que utilizo cuando monto campamentos o vienen muchos amigos a pasar unos días casa.

Lo peor: la hora de la comida.

Hasta en adultos lo vivo. Ya puedes montar un seminario maravilloso, con ponentes extraordinarios y una temática interesante que, si los participantes no comen bien, las encuestas bajan. Así de triste.

Y, la verdad, es que me gusta que se lleven una buena impresión de un trabajo bien hecho, con cariño, cuando nos despedimos.

Así que, se me ocurrió poner en marcha el plan que os cuento y funciona.

Consiste en que, si necesito organizar compras y demás, unos días antes del encuentro le pido a los asistentes que me manden sus 5 comidas favoritas....

Visitas

Cuando le decimos a los niños que les vamos a llevar de “visitas” se les suele hacer cuesta arriba.

Me refiero a visitas culturales, porque como antes de ir no tienen la idea de lo que van a ver, suele parecerles un rollo.

Una manera más efectiva de que esas excursiones les gusten es que sean ellos los que las organizan. En este post os cuento cómo lo hago yo.

No tiene por qué ser en la ciudad dónde vives exclusivamente. Puede ser en cualquier ciudad a la que vas de vacaciones o a visitar a algún amigo o familiar.

En primer lugar elegimos un tema que nos interesa a todos, por ejemplo los minerales....

Sintoniza el dial

Os quiero contar una idea que se me ocurrió hace unos años por si os sirve.

Trabajaba con un grupo de niños en las actividades extraescolares del colegio y, hasta en ese espacio tan distendido, había algunos que apenas se relacionaban y menos aún hablaban en público.

Quería que todos participasen, que todos se expresasen y contasen cómo se sentían o qué les apetecía hacer o decir.

No era fácil. No les gustaba hablar y que el resto les mirase a ellos. No llevaban muy bien el ser protagonistas.

Entonces se me ocurrío crear una radio. Una superradio donde hablar sin miradas, donde proponer cosas, donde contar cómo te sientes o qué te molesta o te gusta…

Entre todos la diseñaron, la pintaron y la colocaron entre mesas de la clase....

0

Tu carrito